¿GENERAN DESEMPLEO EN EL SECTOR PÚBLICO Y PRIVADO LAS DIRECTRICES DEL MINISTERIO DE FINANZAS?

¿GENERAN DESEMPLEO EN EL SECTOR PÚBLICO Y PRIVADO LAS DIRECTRICES DEL MINISTERIO DE FINANZAS?

Category : Uncategorized

Las directrices dispuestas por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a las entidades que conforman el Sector Público, para el segundo trimestre del año 2020, mediante Circular No. MEF-VGF-2020-0003-C; han causado, por un lado, preocupación en las diferentes entidades del Estado, tal es el caso de los Municipios, que incluso, a través de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) exhortaron al Ministro y Viceministro de Finanzas aclaren el contenido de dicho documento por afectación en sus autonomías; y, por otro lado, incertidumbre en los servidores públicos por miedo a perder sus empleos.

Más allá de una afectación a las autonomías, y, de haberse logrado que Finanzas realice un alcance a las directrices mediante Circular No. MEF-SP-2020-0002, siguen las directrices ocasionando intranquilidad; por tanto, es un documento que merece su análisis, porque advierte a las entidades del Estado que el “MEF” revisará su ejecución presupuestaria, y, aplicará recortes en aquellos ítems de gastos que no estén siendo utilizados durante la emergencia, obligando así, acatar sus directrices. En este sentido, si bien, ciertas directrices podrán ser apoyadas por la sociedad ecuatoriana, respecto a disponer que toda entidad pública priorice sus recursos en necesidades institucionales, e, inversión en la lucha contra el COVID-19; en cambio, existen otras que serán rechazadas, porque generarían más desempleo del ya vivido.

De éste último vale ocuparse, porque la idea de todo Estado ante la emergencia creada por el COVID-19 debe ser proteger las fuentes de empleos existentes, no reducirlas; en este contexto, inclusive se discute en la Asamblea Nacional el Proyecto de “Ley Orgánica de Apoyo Humanitaria para combatir la crisis sanitaria derivada del COVID-19”, en donde, se espera que fruto del debate y consensos aprueben un cuerpo normativa que ayude a superar la crisis en todos sus ámbitos, incluido los efectos socio-económicos del desempleo.

Ahora bien, la directriz del Ministerio de Finanzas de “desvincular servidores públicos con contratos de servicios ocasionales y de nombramiento provisional que estuvieron planificados hasta marzo del 2020”, parece ser superada con el alcance Circular No. MEF-SP-2020-0002; sin embargo, el “MEF” indica en su alcance que “no asignará recursos adicionales a los presupuestos codificados de las instituciones, en las partidas que financian contratos ocasionales y nombramientos provisionales”, y, además, advierte que el “personal desvinculado por la terminación de un contrato de servicio ocasional o nombramiento provisional que hayan estado financiado por gasto corriente no pueden inclusive ser contratos en proyectas de inversión”, en tal sentido, persiste la intranquilidad en los servidores públicos.

Ante tal ambigüedad, es necesario aclarar, en el supuesto de existir descuido por las Unidades de Talento Humano (UATH) de las entidades públicas por no cumplir su programación marzo 2020, estas no pueden alegar el de hoy en documento alguno, que por falta de asignación presupuestaria se procede a desvincular a ciertos servidores públicos. Más bien, se recuerda que a partir del 1 de abril del 2020 se originaron derechos a favor de los servidores públicos, cuyos contratos fueron programados hasta marzo de 2020; es decir, en el caso de los contratos de servicios ocasionales, estos perderían su naturaleza de necesidad ocasional y pasarían a ser de necesidad permanente en su institución conforme establece el art. 58 de la LOSEP, y, para el supuesto de los nombramientos provisionales, estos permanecen vigentes hasta cumplir las condiciones de su expedición, tal como establece el 18 del Reglamento a la LOSEP, por ejemplo, un contrato de nombramiento provisional que se expidió para ocupar un puesto cuya partida estuviere vacante hasta obtener el ganador del concurso de méritos y oposición (condición). No observar esto, aplicando sin más razones las circulares del “MEF”, daría origen a la presentación de demandas en los juzgados por parte de los servidores públicos despedidos, consiguiendo estos, sentencias favorables que ordenan su reintegro inmediato a sus puestos de trabajo. Finalmente, la renegociación de contratos con empresas de seguridad y de limpieza, también podrían producir despedidos, porque la empresa para aceptar bajar el precio de su servicio pactado en el contrato, pudiese establecer como condición, reducir la presencia de su personal en las entidades públicas contratantes.

Autor: Ab. Andrés Vázquez J.

Contacto:

mail: andresvazquez@fosslawyers.org

WhatsApp: (+593) 0993190230